"Alma Mater". Virginie Demont-Breton, la pintora de la maternidad.

Óleo sobre lienzo.
Virginie Breton (Courrières, Francia, 1859 –París, Francia 1935)

________________________________________________________

A mediados del s. XIX nace Virginie  Élodie Marie Thérèse Demont-Breton en Courrières, pequeña región Norte-Paso de Calais. Era hija de Jules Breton y sobrina de Émile Bretón, ambos pintores, que fomentaron el ánimo de la pequeña por el arte.

Con tan solo veinte años expuso sus obras en el Salón de París, y poco más tarde, lo haría en la Exposición Universal de Amsterdam, donde conseguiría una medalla de oro por su lienzo “La Playa” que se destinó al Museo de Luxemburgo en París.

En 1880 se casó con el pintor Adrien Demont Douai, y el matrimonio se trasladaría a la localidad pescadora de Côte d’Opale, donde seguiría su producción artística con reconocimiento de crítica y público en las diversas exposiciones en distintas ciudades de Europa. Su reconocida valía le hizo merecedora de presidir “La Unión de Mujeres de Pintores y Escultores”, luchando hasta conseguir que las féminas pudieran optar a obtener el Premio de Roma.

En sus comienzos, la obra de Virgine Demont versaría sobre temas mitológicos y heroicos, para evolucionar hacia temas sociales y sobre todo referidos a la maternidad. No en vano se la conoce como la pintora de la maternidad. Mujeres al cuidado de sus hijos, en el interior del hogar o próximas a la línea del mar para que sus pequeños jueguen con las olas, o sentada en el umbral de una puerta, como la obra “Alma Mater” que antecede a este artículo. En ella la pintora nos muestra a una madre que contempla magnánimamente a su pequeño, coronado con un halo se santidad. Va cubierta con un elegante vestido que se contrapone con la humilde construcción.

La cercanía a las dificultades de los trabajadores del mar, le permitió conocer sus dificultades y tragedias. Al respecto pintó “El hombre está en el mar”, obra que impresionaría al pintor holandés Vincent Van Gogh hasta el punto de realizar una réplica, “The Tormented”. No sería la única, también reproduciría “Su hombre está en el mar”, representando a una mujer dormida mientras sostiene a su pequeño, junto a la chimenea.

La dilatada y cuidada producción artística le fue reconocida al otorgarle la Legión de Honor en 1894.

Hoy en día podemos disfrutar del legado de Virginie Demont-Breton en diversos museos en Amiens, Arras, Boulogne-sur-Mer, Calais, Lille, Paris, Amsterdam, Amberes y Gante. 

 

María Gonzaga

31 de agosto de 2019

Biografía consultada:

"A Painter of Motherhood. Virginie Demont-Breton. Chevalière de la Légion d'Honneur. Lee Bacon.