"Bobby", 1922. Anna Ostroumova-Lebedeva.

Óleo sobre tabla. 32 x 27.2 cm.
Anna Ostroumova-Lebedeva (San Pestesburgo, Rusia, 1871 - 1955)

________________________________________________________

Anna Ostroumova nació en la ciudad rusa de Leningrado (San Petesburgo) en 1871, siendo su padre un general que posteriormente fue Senador. Estudió dibujo técnico en la escuela de Stieglitz bajo las directrices del profesor Vasily Mathé. Fue este quien le persuadió de continuar la frustrante tarea que le suponía copiar las obras de los grandes maestros, iniciándole en el trabajo con gubia y bloques de madera. El grabado sobre madera tan característico en Rusia tiene espléndidas muestras en el periodo de final del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Registra motivos costumbristas, folclóricos y religiosos. Anna le daría su particular toque lacónico y elegante.

Más adelante ingresaría en la Academia de Bellas Artes, siendo la primera mujer en inscribirse en unos estudios anteriormente reservados a hombre. Sería fue alumna de Ilya Repin, fiel defensor de que la pintura debería reflejar la vida real más allá de la belleza academicista.

Proseguiría estudios en Paris durante dos años, donde también trabajaría en el estudio del pintor americano James Whistler. Posteriormente se mudaría a Italia, donde residió durante cuatro años en los que conoció las ciudades de Roma Florencia y Venecia. Tras su matrimonio con el químico Sergei Lebedev, adoptó como segundo apellido el de su cónyuge. La pareja viajaría a Finlandia, Francia, Holanda, Bélgica y España. Anna continuó el perfeccionamiento de la técnica acuarelística realizando diversas exposiciones en las que dejaba manifiesto sobre las impresiones que le causaban los distintos destinos a los que viajaba. Trabajaría también como ilustradora de libros.

 A su regreso a Leningrado trabajaría como profesora en el Instituto de Pintura, Arquitectura y Arquitectura. Formó parte del grupo “Mundo de Arte”, que exploró el individualismo artístico y los fundamentos del Arte Nouveau., que contaba entre otros ilustres miembros, con Léon Bakst y Kostantis Somov, íntimo amigo de Anna Ostroumova con quien mantuvo correspondencia durante años. Los artistas rusos supieron apreciar el arte japonés a raíz de una gran exposición realizada en 1896.Ostriumova. En su obra recogieron influencias de este estilo he incluso se conviertieron en pequeños coleccionistas de arte adquiriendo obras de Hokusai y Hiroshige, fundamentalmente.

En dicha ciudad le sobrevino la Segunda Guerra Mundial, sufriendo las dificultades ya conocidas de acabar sitiada por el enemigo alemán.

En Leningrado pararía el resto de su vida trabajando hasta que le sobrevino una ceguera que le apartó de su pasión por el arte.

La obra de Ostroumova-Lebedeva se desarrolló en bloques de madera, grabados y acuarelas, reservando el uso de óleos a contadas ocasiones, ya que las emanaciones de este material agravaban sus problemas de asma. Como temas de sus obras, representó fundamentalmente paisajes, evitando incorporar en las composiciones figuras humanas, por considerar que su presencia quebrantaría la tranquila grandiosidad de la Naturaleza. Pero esta regla tendría una excepción: su buldog francés Bobbie, del que realizó numerosas imágenes.

Las obras de Anna Ostroumova pueden ser contempladas hoy en día en el Museo Ruso de San Petesburgo, el Museo Británico de Londres, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, el Museo del Louvre y la Fundación Custodia de París. 

María Gonzaga

1 de septiembre de 2019 

Biografía consultada:

“Russian Painters. San Petesburgo.” 1899.