"Bonjour, Pierrot", 1892. Ethel Wright, olvido paranormal.

Óleo sobre lienzo. 160 * 109 cms.

Galería Oldham, Great Manchester, Inglaterra.

Ethel Wright (Londres, Reino Unido, 1866 – Londres, Reino Unido, 1939).

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nos encontramos ante Pierrot, el personaje del s. XVI de la comedia italiana, atribuido al cómico Giuseppe Giratoni. Se le atribuye las cualidades de la inocencia, la confianza ciega, incluso sobre quienes posteriormente le van a defraudar. No es preciso conocer lo que le ocurre, para saber de un primer vistazo que le embarga la tristeza. Nada que ver con la imagen de divertimento que se asocia a los mimos. Una muchacha pícara se ríe de él, haciéndole cosquillas desde la ventana con una pluma de pavo real. Solo el fiel perro, atado a sus pies, parece entenderle con su mirada compasiva.

Ethel Wright nació en Reino Unido y destacó tanto por sus dotes pictóricas, como por su beligerancia en pro del sufragio femenino. Su obra fue recurrentemente expuesta en la Royal Academy de Londres, aunque siempre presentado y criticado como “pintura de mujeres” (“lady artist”). Son destacadas sus obras representando el personaje de Pierrot, así como particularmente el retrato de la sufragista y cofundadora de Unión Política y Social de las Mujeres, “Christabel Pankhurst “, dentro del género rítmico modernista, con el que pretendía el abogar al despertar femenino.

Por desgracia para todos, su lucha por la igualdad de género, no impidió que la mayoría de sus obras, incluidas aquellas propiedad de instituciones públicas, sigan acumulando hoy en día polvo en los almacenes, no expuestas.

Un nuevo ejemplo de arte que al emanar del genio de una mujer, ha quedado relegado en un injusto y absurdo olvido.

María Gonzaga

8 de marzo de 2020

Bibliografía consultada:

Publicación de National Gallery sobre la artista.