"Chica sentada. Fränzie Ferhmann", 1910. Ernst Ludwig Kirchner.

Óleo sobre lienzo. 71 * 49,5 cm.

Museo Thyssen Bornemisza, Madrid, España.

Ernst Ludwig Kirchner (Aschaffenburg, Alemania 1880 – Davos, Suiza, 1938).

_____________________________________________________________________________________ 

Nos encontramos Fränzi, la pequeña de diez años que ejerció como modelo en varias obras de Ernst Ludwig Kirchner. Procedente de uno de los barrios más pobres de Dresde, la muchacha posaba para pintores como medio de ganarse unos marcos. Para este lienzo la pequeña se ha puesto un bonito vestido, aunque no podemos verlo en su totalidad por tratarse de un retrato de medio cuerpo. Se encuentra impecablemente peinada con lazo. Su mirada es franca y directa al espectador, al que sonríe ligeramente. Tras ella, una silla de extraño tallado, quizá una máscara africana que parecería una mujer desnuda. Apenas aparece esbozado. Quizá Kirchner quería informarnos del triste futuro que acechaba a las jóvenes pobres, que habrían de servirse de su cuerpo para subsistir en una Alemania asfixiada por las reparaciones económicas que habría que afrontar tras la firma del Acuerdo de Versalles.

El cromatismo utilizado por Kirchner es intenso y antinatural, extendido en gruesas pinceladas fuertemente empastadas, ribeteando los contornos con línea negra. El rostro es de color verde, las cejas y ojos aparecen fuertemente marcados y los labios increíblemente rojos.

Ernst Ludwig Kirchner nace en 1880 en una localidad de la baja Franconia, siendo el primogénito de un total de tres hermanos. Su infancia transcurre tranquila, jalonada con alguna mudanza relacionada con el trabajo como ingeniero y químico del padre. Se matriculó en la Facultad de Arquitectura de Dresde, desde donde continuaría su formación en Múnich. Aunque continuaba sus estudios de arquitectura, la afición de la pintura que ya había nacido en él. Durante la época universitaria conoció al pintor Fritz Bley, más adelante a Erich Heckel, y por último a Karl Schmidt-Rotluff. Ellos fundarían en 1905 el grupo Die Brücke (El Puente). Utilizando una paleta cromática de agresivos colores, ejecutaban obras de inspiración primitivista, incorporando muestras de la degradación de la sociedad. El grupo intentaría, sin lograrlo, que formaran parte del mismo los expresionistas belga James Ensor y el noruego Eduard Muchn. Sin conseguirían por el contrario, ingresos regulares a través de cuotas mensuales de amantes del arte a cambio sus trabajos.

Die Brücke competiría con otro grupo rival, “El jinete azul”, con Franz Marc como uno de los miembros más destacados.

Apenas dos años más tarde de su creación, Die Brücke organizaría una gran exposición en Dresde. Kirchner estudiaría concienzudamente la obra de Van Gogh y el fovismo, Matisse y Cezanne. Al tiempo que cosechaba éxitos por su obra pictórica, comenzaría también su actividad escultórica, con influencia africanista.

Es durante unas vacaciones de verano en los lagos de Moritzburg junto a Heckel, Max Pechstein y Doris Grosso, cuando comenzaría una importante serie de desnudos en paisajes al aire libre, pinturas rápidas “de quince minutos” algunas de ellas, reflejo de la capacidad artística que ha adquirido. Más adelante se dedicaría a representar series de panoramas berlineses.

La andadura del Puente finalizaría en 1913, siendo Kirchner quien impulsó su disolución para emprender carrera fuera del grupo.

Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, Kichner fue reclutado por un regimiento de artillería de campaña, pero no tardaría en ser retirado por una afección pulmonar y debilidad física. Para el pintor esta situación le provocó un estado de ansiedad que le llevaría a ser ingresado en varias ocasiones. Los médicos le aconsejan trasladarse a la localidad de Davos, a donde se retiraría definitivamente. Comenzaría la serie de representaciones de montañas y montañeses. La posterior mejoría en su estado de salud, le permitiría, pasada la Guerra, retomar la exhibición pública de sus obras en Alemania, Venecia Nueva York y Bruselas. Víctima de nuevo de la enfermedad y efectos de las adicciones, Kirchner decide suicidarse a la edad de 58 años, en la granja en la que vivía junto a su última compañera sentimental. 

María Gonzaga

30 de abril  de 2019 

Bibliografía consultada:

Expresionismo”. Dietmar Elger. Ed. Taschen.

Kirchner”. Norbert Wolf. Ed. Taschen.