"El matrimonio Arnolfini", 1434. Jan van Eyck.

Óleo sobre tabla de roble.  82 × 60 cm.
National Gallery, Londres.

Jan van Eyck (Maaseik, 1390 - Brujas, 1441).
_______________________________________________________________

El desarrollo urbano de Flandes permitió una prosperidad económica de dio lugar a la aparición de una burguesía, que comenzó a demandar retratos, en muchas ocasiones, enmarcados en escenas de interior con voluntad de reflejar objetos signo de su opulencia. De esta forma comienzan a compaginarse la tradicional temática religiosa con las escenas costumbristas.

Por otro lado, en el siglo XV no era infrecuente la celebración de matrimonios en el seno de los propios hogares, y en este lienzo observamos los desposorios del rico mercader de origen italiano Giovanni Arnolfini con la hija de un rico banquero, Giovanna Cenami, en la cámara nupcial. El esposo toma con su mano izquierda la mano de la mujer, mientras levanta la mano derecha solemnemente. Ella apoya su mano derecha sobre su vientre, aludiendo al fruto que esperaban de dicha unión.

No se hayan solos en la estancia, en el espejo del fondo aparecen dos personas más, quizá una de ellas, el propio pintor, Jan van Eyck. Sobre el marco del espejo, el pintor firmó "Jan van Eyck estaba ahí". Hay quien afirma que el cuadro sería las veces de documento acreditativo del enlace.

Van Eyck evidencia en esta obra todas las características del gótico flamenco, a saber:
  • Utilización del óleo, que a diferencia del temple, permite una variedad cromática mayor. A través de la técnica de sucesivas veladuras, consiguió acabados profundos y brillantes, parecidos al esmalte.
  • Detallismo. La obsesión por los detalles se manifiesta en la minuciosidad microscópica con que han sido representados todos los objetos. Merece particular atención el espejo, que pese a no medir más de 5,5 cm. ha conseguido incluir el reflejo de los objetos que contiene la estancia, los esposos y las dos personas que les acompañan (probablemente el sacerdote y el pintor, a modo de testigo). En el marco se incluyó representaciones de diez de las paradas de Cristo en su camino hacia su muerte en el Gólgota, cada una de ellas no mide más de 1,5 cm. Diego Velázquez se inspiraría en esta obra para incorporar este recurso en "Las Meninas" (museo del Prado, Madrid). Igualmente, la lámpara de latón del techo figura cuajada de detalles y brillos de la luz que penetra por la ventana. A través de finísimos pinceles, el pintor consigue dar completa verosimilitud a la piel que ribetea la capa del mercader y la dama.
  • Realismo y naturalismo. El pintor busca la representación psicológica de los personajes, frente a la tendencia de idealización anterior.  El mercader aparece severo mientras la esposa baja la cabeza sumisamente.
  • Inteligente utilización de la luz con objeto de dirigir la mirada allí donde se desea.
  • Simbolismo. Todo en la abigarrada escena tiene un mensaje. 
    • Las naranjas sobre el mueble tras el mercader, son signo de opulencia, ya que solo las familias más adineradas tenían capacidad de adquirir estos productos traídos del sur del continente. La alfombra de Anatolia da idea de la fortuna de los contrayentes.
    • La cama alude al lecho nupcial y la esperada maternidad de la contrayente. Igual sentido le da la estatua de Santa Margarita, patrona de los partos, sobre el cabecero de la cama. 
    • Los zuecos de la esposa indica que se encuentra descalza. Esta actitud simboliza el vínculo con el hogar. Esta devoción hacia el hogar la muestra el pintor representando la mirada de la mujer hacia el interior de la cámara, mientras el esposo mira hacia el exterior.
    • La única vela de la lámpara del techo vendría a representar la llama del amor, aunque también la presencia de Cristo.
    • El verde del vestido de Giovanna representaría la esperanza, como también lo haría la ventana dejando entrever el exterior.
    • El perro, ejecutado con maestría, transmite la idea de fidelidad.
El matrimonio no fue afortunado y no hubo descendencia de la unión. El adultero Arnolfini fue llevado a los Tribunales de Justicia por una de sus múltiples amantes.

La obra fue ejecutada en 1434 tal y como firma el pintor y formó parte de la pinacoteca real española. Durante la Guerra de la Independencia, fue robada por ejército francés. En 1842 fue adquirida por la National Gallery de Londres, Inglaterra, donde podemos disfrutarla hoy día.


María Gonzaga 
1 de abril de 2019

Bibliografía consultada
:

"El arte en la baja edad media Occidental: Arquitectura, escultura y pintura". Ed. Ramón Areces.

"Van Eyck". Biblioteca El Mundo.
"El gótico". Ed. Salvat.