"El sueño del día", 1880. Dante Gabriel Rossetti.

Óleo sobre lienzo.  157,5 * 92,7 cm.
Museo de Victoria y Alberto. Londres, Reino Unido.

Dante Gabriel Rossetti (Londres, Reino Unido, 1828 – Brichington, Reino Unido, 1882).

----------------------------------

Es la mejor obra que he realizado”, afirmó el pintor al concluir “Monna Primavera”, que más adelante pasaría a llamarse “El sueño del día”. El artista instruyó cuidadosamente en la ubicación que debía ocupar la obra, así como la cantidad de luz que debía incidir sobre la misma. El germen de la misma fue el boceto en tiza que Rossetti realizó de Jean Morris, quien sería musa de otras obras, como Proserpina y Mnémosine. Jean aparece sentada sobre un sicómoro, cuyas ramas parecen abrazarla. No obstante, ella emerge de entre las mismas como una ninfa, sosteniendo una rama de madreselva, simbolismo del amor entre artista y modelo. Pero se trata de un amor furtivo, pues ambos se encuentran casados, como así lo indican las sombras del árbol. Sobre sus piernas un libro, como aficionada a la lectura que era la mujer, donde descansa exánime la mano que sostiene una maltrecha flor. Alegoría de que ese amor no está destinado a perdurar en el tiempo.

Gabriel Dante Charles Rossetti nació a principios del siglo XIX en Londres, Reino Unido, en el seno de una acomodada familia. Su padre, emigrado italiano y hombre de extensa cultura, promovió la cuidada educación de sus hijos, que profundizaron en el conocimiento de la literatura, el arte y diversos idiomas. Aunque familia y amigos se dirigían al pintor como Gabriel, profesionalmente anteponía el nombre de Dante por las connotaciones literarias que tenía. La diatriba que mantuvo entre literatura y pintura, se saldó con la elección de esta última, dada la pasión y habilidad natural que tenía hacia esta disciplina. Estudió el arte clásico italiano de inspiración medieval, como así lo muestra desde sus obras iniciales. La temática es fundamentalmente religiosa, aunque también produjo obras con cariz más mundano, como “Encontrada” en la que representa a una prostituta rescatada por un enamorado pastor.  

No obstante, no obtuvo el éxito esperado por parte de la crítica en las exposiciones públicas en la que expuso su obra, motivo por el cual recondujo su actividad artística hacia la acuarela, que vendía en privado. La depresión en la que se sumió tras el suicidio de su esposa, Elizabeth Siddal, al nacer muerto del hijo de ambos, le llevó a representar personajes de obras del poeta italiano Dante degli Alighieri. Produjo numerosas obras en las que mostró una idealizada representación de Elizabeth, estilizada y con elementos simbólicos, algunos de ellos alusivos al láudano cuya ingestión le provocó la muerte.

Rossetti no fue tan solo pintor, también ejecutó diversos encargos decorativos, diseñó vidrieras a petición William Morris y redactó multitud de poemas, tanto inspirados en sus pinturas como en su esposa. En la inhumación de ella se incluyeron estos textos, que los amigos del artista pidieron exhumar para su posterior publicación. Determinados sectores de la crítica literaria se escandalizaron por categorizarlo de “poesía demasiado carnal”. Estas opiniones no beneficiaron la ya debilitada estabilidad mental del artista, deprimido y víctima de la drogadicción. Tan solo encontraba consuelo en Top, un wombat que llevaba consigo a todas partes y que se comenta que pudo ser la inspiración para  Lewis Carol en el lirón de “Alicia en el país de las maravillas”.

María Gonzaga

23 de diciembre de 2020

Bibliografía consultada:

Dante Gabriel Rossetti and the Pre-Raphaelite Movement. Esther Wood. Ed.  Sampson Low, Marston & Co., Ltd., London