"La guerra", 1964 - 1966. Marc Chagall, el pincel como denuncia.

Óleo sobre lienzo 163x 231 cm.
Kuunsthaus, Zürich
Marc Chagall (Vítebsk, Bielorrusia, 1887 – Saint-Paul-de-Vence, Francia, 1985)
_____________________________

Una abigarrada composición se divide en los dos planos que marca la diagonal de abajo a arriba. En el extremo izquierdo, en un plano interior, observamos las terribles consecuencias del fuego devorador de casas, personas y animales. Las altas llamas se elevan sinuosas hacia un cielo oscuro. Desolación y terror. El lado derecho todo lo cubre la espesa nieve, por donde tratan de escapar varios personajes. Pero para algunos ya es tarde y yacen exánimes sobre el frio lecho donde encuentran su desdichado final. Un desvencijado carromato tirado por un asno, acumula los enseres que han podido ser rescatados de la catástrofe. En la parte superior derecha, aparece Cristo crucificado y a sus pies, toma forma un cordero de dimensiones desproporcionadas al resto. Con ello, el artista  equipara el martirio del Mesías con el de las inocentes víctimas de las dos guerras mundiales que le tocó vivir. Marc Chagall fue un lúcido testigo de los estragos de las guerras del siglo XX y lo reflejó profusamente en sus obras, como en “La guerra” que tenemos ante nosotros. Fue afectado por el exilio, algo que también refleja en esta obra, muy asociado también al destino del pueblo judío. Hombre de profunda fe, es frecuente encontrar sus lienzos la imagen de Cristo, así como también lo es la presencia de animales o personajes flotando, lo que aporta la sensación surrealista de un sueño. Logra una armónica mezcla de realidad y fantasía que le otorga el personalísimo estilo de un alma sensible. No en vano, diría que  “si creo desde el corazón, casi todo funciona, si lo hago desde la cabeza, casi nada”.

Marc Chagall nació en Vítebsk (Bielorrusa), siendo el mayor de nueve hermanos de una familia de religión judía. A la edad de veinte años cambiaría su residencia a San Petesburgo para proseguir sus estudios de arte. Pocos años más tarde, logró hacerse un nombre en el restringido mundo del arte. Lejos de apoltronarse en su fulgurante éxito, decidió mudarse al barrio de Montparnasse en París, donde entraría en contacto con las vanguardias y se codearía con los pintores más reconocidos de la época. Próximo al estallido de la Primera Guerra Mundial, regresó a su pueblo natal. Vendrían años intensos en los que contrajo matrimonio, se convertiría en padre, pasó a participar en la Revolución Rusa de 1917 y fundaría una escuela de Arte. Más adelante, marcharían a Moscú y desde allí, a París. Cuando Francia fue ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, la familia Chagall se vio obligada a huir de París, ante el temor de ser deportados a campos de exterminio. Se trasladarían hasta Marsella, y desde ahí pasar a España para a continuación trasladarse a Estados Unidos. 

María Gonzaga
14 de noviembre de 2020

Bibliografía consultada:

Mi vida”. Marc Chagall. Ed. Acantilado.

Marc Chagall”. Walther, Ingo F & Metzger. Ed. Taschen.

Chagall”. Jacob Baal-Teshuva. Ed. Taschen.


Chagall”. Jacob Baal-Teshuva. Ed. Taschen.