"La maja desnuda", Ha. 1797 - 1800. Francisco de Goya.

Óleo sobre lienzo, 98 x 191 cm.

Museo Nacional del Prado, Madrid, España.
Francisco de Goya y Lucientes (Fuendetodos, Zaragoza, 1746 – Burdeos, Francia, 1828).
________________________________

Hasta ese momento prácticamente la mayoría de los retratos femeninos desnudos habían tenido un trasfondo religioso o mitológico. Francisco de Goya cambió el rumbo de la Historia del Arte al representar una sensual mujer desprovista de connotaciones alegóricas. Mira con naturalidad al espectador, y el pintor no rehúye representar vello púbico, acentuando la perspectiva sexual de la obra. Si bien es innegable la autoría de la obra, lo que no está claro es quién es la protagonista. Se ha elucubrado con la posibilidad de que fuera la condesa de Chinchón, pero también podría tratarse de Pepita Tudó, amante del Conde Godoy, pero la crítica y la historiografía de Goya descartan esta teoría por no obedecer a la tipología de retratos realizados por el artista. Son pura invención del artista. Un Goya muy adelantado a su tiempo, reivindicó la libertad de la mujer en el disfrute de su sexualidad. La idea no agradó a la contradictoria Inquisición. El artista se salvó del hostigamiento inventando que se trataba de Venus. Efectivamente se mostraba según la tipología tradicional de mostrarla tumbada, aunque faltaba el Cupido.

Goya realizaría una versión posterior, con técnica muy distinta, “La maja vestida”. Esta obra no se documentó hasta 1808, aunque el Conde de Godoy, Príncipe de la Paz, probablemente la solicitó con anterioridad para remodelar su palacio de Madrid. De esta forma completaría la visión de su primera Venus, “La maja desnuda”.

Ambas obras fueron confiscadas después del motín de Aranjuez, pasando primero por los depósitos de las obras incautadas y posteriormente cayeron en manos de la inquisición, que la dio la consideración de obscenas. Hasta bien avanzado el siglo XIX, no serían exhibidas,  en sala pública de la Academia de San Fernando “La maja vestida”, mientras que la “La maja desnuda” se reservaba en sala privada. Tiempo después ya podrían exhibirse conjuntamente en la Academia de San Fernando, hasta que en 1901 fueron adquiridas por el Museo Nacional del Prado, donde se encuentran en la actualidad.

Francisco de Goya y Lucientes nació hace más de 270 años, pero lo recogido en su obra es de absoluta actualidad: el sufrimiento de los menos favorecidos, la soledad, la avaricia, también la ternura, la violencia consustancial del ser humano, particularmente la ejercida sobre la mujer y el papel relegado al que estaban confinadas en mundo dominado por hombres.

María Gonzaga

10 de octubre de 2020

Biografía consultada:

Goya y la pintura española del siglo XVIII”. Ed. Museo del Prado.

“Goya”. Elke Linda Buchholz. Ed. Könemann.

Goya en el crepúsculo del siglo de las luces”. Janis A. Tomlinson. Ed. Cátedra.

Los retratos: Goya”. Xavier Bray. VVAA.

www.culturacientifica.com. “Radiografiando a Goya”. Artículo de Laura Morrón.