“Palingenesis”, 1971. Lee Krasner, "I want to live, and I paint".

Lee Krasner (Nueva York, EEUU, 1908 - 1984)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lena Krassner nació en 1908 en Brookly, Nueva York, hija menor de un total de seis hermanos hijos de inmigrantes judios rusos, que emigraron a Estados Unidos huyendo del antisemitismo y la guerra entre Rusia y Japón. Cuando creció, pidió ser llamada Lenore, y más adelante Lee. Modificó también su apellido, eliminando una de las dos “s”, acortándolo como Krasner.

A los catorce años, comenzó estudios en la Washintong Irving High School de Nueva York donde aprendería Arte entre otras disciplinas. Tras finalizar estos estudios, acudió a la Women’s Art School of Cooper Union, y más adelante a la prestigiosa National Academy of Design. No fue una carrera facil ya que la economía americana se encontraba bajo la Gran Depresión, por lo que Krasner tuvo que compaginar estudios con trabajos esporádicos, como el de modelo o camarera. El esfuerzo mereció la pena, ya que fue seleccionada para trabajar en la agencia de Arte WPA. No por ello desatendió seguir perfeccionando su formación, lo que le llevó a ser alumna del artista alemán Hans Hoffmann. Gracias a la influencia modernista de Hoffman, Krasner sus pinturas naturalista alcanzaron mayor nivel de sofisticación, incluyendo mensajes políticos. Pronto se uniría al movimiento de Artistas Abstractos Americanos.

La obra de Krasner refleja un claro influjo de Henri Matisse y Piet Mondrain, tal y como podemos ver en su serie Little Image.

Dentro del círculo artístico, Krasner conoció a quien se convertiría en su pareja sentimental, el también pintor Jackson Pollock. A medida que su esposo se sumergía en una destructiva espiral de alcoholismo e infidelidades, Krasner fue transicionando hacia la experimientación de collages. Precisamente la artista se encontraba presentando una exposición en Paris de estos trabajos, cuando Pollock sufrió un fatal accidente de coche en las proximidades de la casa familiar en Long Island, perdiendo la vida. Solo la pintura ayudaron a Krasner a recuperarse del dolor por la pérdida. Las obras adquirieron casda vez mayores dimensiones, simplificando la paleta hacia tonos marrones, parece ser que resultado de su insomnio crónico. Comenzaba a trabajar de noche, y no le agradaba utilizar otros colores bajo la luz artificial. De esta época son entre otras, las obras “Tierra verde” y la serie “Viaje nocturno”.

El papel secundario al que el mundo del Arte ha relegado a las pintoras, reduciéndolas a la consideración de amantes, modelos o musas de los pintores, se evidencia una vez más en el caso de Lee Krasner. Un análisis riguroso del trabajo de ambos artistas, determina que en realidad la influencia se produjo en sentido contrario. Fue el conocimiento académico y del mundo del arte moderno de Krasner el que orientó el trabajo de Pollock.

Con cincuenta y seis años, Krasner sufre un aneurisma cerebral que cerca estuvo de costarle la vida. La medicina y, de nuevo, la pintura, le ayudaron a recuperarse, aunque con una salud cada vez más deteriorada. Al ser preguntada “Do you want to live?”, respondió: “Yes, and I paint”.

En esta última etapa, Krasner retorna a pinturas de inspiración naturalista. Podemos nombrar su obra “Palingenesis” (1971), cuya imagen precede el presente artículo. En ella, la artista superpone rígidas formas verdes sobre un intenso fondo fucsia. Un conjunto duro pero armónico.

 Se celebrarían varias exposiciones con su obra, tanto en Londres como en Nueva York. Tan solo pudo atender las más próximas por su delicado estado. En 1984, fallece por diverticulitis en la ciudad de Nueva York.

Lee Krasner, el formidable espíritu de trabajo hacia nuevas formas de expresión, en base a cincuenta años de dura disciplica y experimentación.

 

María Gonzaga

23 de mayo de 2020

Bibliografía consultada:

“Lee Krasner: a biography”. Gail Levin. Ed. Dey Street Books.